Las buenas 'Vibras' llegaron a Estados Unidos con un J Balvin fenomenal

 

En el 2015, el cantante antioqueño J Balvin llegó por primera vez a Estados Unidos con una gira. Aunque ese mismo año ganó tres premios Billboard de la música latina, cuatro galardones Lo Nuestro y un Grammy Latino, aún no había llegado a la cima del género urbano.



Tres años después y con ocho nominaciones encima en la edición de los Grammy Latinos del 2018, su currículo brilla no solo por haber grabado al lado de artistas como Beyoncé y David Guetta, sino por lograr que su nombre trascienda las fronteras latinoamericanas.

 

Ahora, artistas de distintos géneros hacen cola para grabar con él, pues cada canción que hace es un éxito y llega a lugares que antes eran impensables para un reguetonero.

 

 

Así lo demuestra el inicio de una nueva gira por EE. UU: sin dificultad, el paisa logró llenar tres escenarios en los que se ha presentado hasta el momento en California, en Fresno, Oakland y Los Ángeles.



“Los Ángeles es la tercera ciudad de mi gira por Estados Unidos y es la que más me ha gustado hasta ahora”, dijo Balvin a las cerca de 12.000 personas que abarrotaron la arena The Forum, en Inglewood, condado de Los Ángeles. 



La noche empezó con un dinosaurio gigante en la tarima, uno de los símbolos de su álbum Vibras, y la interpretación de 'Machika'. Siguió con canciones como 'Ambiente', 'Ginza' y 'X', acompañadas de distintas imágenes y figuras características de este trabajo discográfico. 

 

MIRA TAMBIÉN: Así fue la entrevista de J Balvin y Bad Bunny para Complex

 

 

El espectáculo también incluyó la presentación de J Cortés y de la española Rosalía, con quien cantó 'Brillo' y compartió un largo abrazo al finalizar la presentación, un acto que conmovió a los asistentes.

 

Durante 90 minutos, J Balvin sorprendió con una producción elaborada y dinámica y puso eufórico a su público cuando, de un momento a otro, ya no estaba en el escenario principal sino que apareció entre la gente, a varios metros de distancia, en un tarima elevada por encima de los cinco metros. 



Convertida en una discoteca, el paisa no solo puso a bailar a todo The Forum con las canciones 'Peligrosa', 'Safari', 'Bonita', 'Ponle' y 'No Es Justo', sino también a ritmo de salsa, gracias a 'I Like It', que en la versión de estudio comparte con Cardi B y Bad Bunny.

 

 

Balvin demostró por qué es el artista colombiano de reguetón con más amplia proyección internacional: su talento, su disciplina y su humildad lo han mantenido con los pies en la tierra desde hace una década cuando empezó su carrera. Hoy, su nombre está de moda y, a donde quiera que vaya, encanta con sus buenas vibras.

 

Tomado de: El Tiempo

 

También te puede interesar:

Los coqueteos de Cardi B con los artistas latinos​

Colombia a la vanguardia de la música latina: Arrasó con nominaciones a los Grammy Latino​

Vuelve y juega: El Latin Trap y el Reggaetón, los grandes ignorados de los Latin Grammy​

Comments